July 7, 2019
Fourteenth Sunday in Ordinary Time
Isaiah 66:10-14c
Psalm 66
Galatians 6:14-18
Luke 10:1-12, 17-20 or 10:1-9

Introduction to the Liturgy of the Word
Every Mass begins and ends with the sign of the cross. It is the most prominent sign of our identity as Christians. Saint Paul boasts in it, for it has transformed us all. The disciples bear it, sent out as lambs among wolves. The cross is our reminder that we should expect to suffer. But it is also a reminder of our redemption. Isaiah sings of the return to Jerusalem from exile, a redemption for Israel. Let us note the power of the cross as we listen to today’s readings.

How can I share Christ’s peace with others? How can I respond when it is not reciprocated?

_ _ _ * _ * _ _ _

7 de julio de 2019
Decimocuarto Domingo del Tiempo Ordinario
Isaías 66:10-14
Salmo 66
Gálatas 6:14-18
Lucas 10:1-2, 17-20 o 10:1-9

Introducción a la Liturgia de la Palabra
Cada Misa comienza y termina con la señal de la cruz. Éste es el signo más prominente de nuestra identificación Cristiana. San Pablo se gloría en la cruz, pues ella nos ha transformado a todos. Los discípulos cargan la suya cuando son enviados como corderos en medio de lobos. La cruz nos recuerda que hemos de sufrir, pero también nos recuerda nuestra redención. Isaías canta acerca del regreso a Jerusalén después del exilio, lo cual fue una redención para Israel. Pongamos atención al poder de la cruz cuando escuchemos las lecturas de hoy.

¿Cómo puedo compartir la paz de Cristo con los démas? ¿De qué manera puedo responder cuando esa paz no se reciproca?